“Me sentí como un cuerpo vacío, como si me pudieran comprar. Y no me gustó”