Nueva agresión de violencia de género grabada por una cámara de seguridad