Quince chicos contra una compañera: el último caso de bullying está grabado