El temporal deja cicatriz en Málaga