El 'showtime' de Ricky Rubio en el primer cuarto que deja boquiabiertos a los franceses