Bogdanovic se marca un triple tremendo en el último segundo de la posesión