Harden hace de deliniante para que Faried la hunda con un vuelo estratosférico