España se da un batacazo ante Francia (65-52) y dice adiós a la Copa del Mundo