Pau Gasol frena a Splitter con un tapón casi sin saltar