Grecia-Croacia, a la carta