Estados Unidos se fue perdiendo en la primera mitad por sus errores