El espectáculo no solo corre a cargo de Estados Unidos: ¡Ayón machaca el aro!