James Harden se pone serio: sube la bola, anota y fuerza la falta ucraniana