¡Por aquí no pasas! Vaya taponazo de Diaw a Simon, para verlo y disfrutar, ¡qué bestia!