Estados Unidos tuvo que sacar todo el repertorio para ganar a la mejor Turquía