USA también tiene magia en el banquillo: Cousins anota y ¡pone un tapón a Ramos!