Moreira se hace notar, ¡dos mates seguidos!