Llul clava un triple de nueve metros que deja helados a los senegaleses