¡Kravstov entra con todo y revienta el aro!