José Calderón rompe el maleficio español en triples con un canastón de tres