Jawai sigue haciendo de las suyas: ¡vaya mate a placer del jugador australiano!