Hamady Ndiaye reta a la defensa española con dos mates en el primer cuarto