Gritos de '¡Orenga dimisión!' al consumarse la eliminación española de la Copa del Mundo