Fournier lanza un contrataque a toda máquina y lo acaba con un gran bandeja