Feldeine no solo sabe atacar, también se aplica en defensa: ¡Qué chapa a G. Dragic!