¡Dragic para Lorbek y Lorbek para Dragic!, genial contrataque de los eslovenos