Croacia apretó hasta el final: robó, anotó un triple y se puso a dos a falta de 52 segundos