Las escuelas de negocios obligan a planificar la vida de las parejas