La boda india despliega toda su pomposidad: trajes, joyas y hasta caballos