Pedro Bravo: “Hay negocio para el representante si el futbolista funciona”