La farmacéutica no da la cara con los afectados de Hepatitis C