El juez Marcelino Sesmero nos muestra el depósito de objetos de Plaza de Castilla