Benidorm despierta una admiración similar al "sueño americano"