Asistimos al nacimiento de Irene