El equipo que dirige Arantxa pierde