La honra, el momento más importante