La milla de oro marbellí, un paraíso al alcance de muy pocos