El 50% del mercado financiero español está en manos de capital extranjero, según el economista Eduardo Garzón Espinosa