China incrementa su inversión en España, en concreto, con 2.200 millones en 2014