Eva Hache, al borde un ataque de nervios con una chica de producción