Bea y Raúl, la pareja sorpresa del torneo