Natalia le pone las cosas claras a Raúl: no quiere nada serio con él