Asun, a su nuera Maruchi: “¿Por qué no te vuelves a trabajar al bingo?”