La intensa despedida de Carlos y Lucía, en versión culebrón