Carlos reconoce haber roto el premio