¿Se ha convertido Carlos en un amargado?