Maruchi y Piluca, seguras de que les han echado 'mal de ojo'