La venganza de Rebeca: Carlos, plantado y humillado en el altar