Rebeca, al teléfono: “Mi plan sigue tal y como estaba previsto, incluso mejor”