Irene contrató al Gordo Tobías para que le diera un buen susto a Rodrigo